Tiempo Universitario

| NOTICIAS

En épocas de parciales y exámenes es imprescindible estar preparado

Técnicas de estudio recomendadas por la Universidad de Hardvard

Un estudio realizado en la universidad estadounidense arrojó como resultado 5 técnicas para la retención y comprensión de conocimientos en los estudiantes universitarios

Vanessa E. Becerra

Tiempo Universitario
Escribir a mano es una táctica efectiva para retener información.
Fotógrafo: Gema Durán
 

Los investigadores, Peter C. Brown, Henry L. Roediger III y Mark A. McDaniel realizaron una investigación en la cual deseaban conocer cuáles son las estrategias más utilizadas por estudiantes de alto rendimiento en la Universidad de Hardvard. El proyecto se logró clasificar 5 puntos para que puedas mejorar tu rendimiento.


Un clásico es tomar notas a mano, aunque hoy en día ha proliferado el uso de dispositivos móviles, laptops y computadoras para hacer apuntes. Resulta que escribir a mano influye en la cantidad de conocimiento que puedes retener, ya que el cerebro realiza una priorización de los elementos importantes al momento, así como el tiempo que toma escribir le permite grabar y reflexionar sobre el tema.


La organización del tiempo es otra de las claves que necesitas y algunas veces nos centramos en una sola materia. Si vas a tomar un tiempo para estudiar, ya sea en el autobús de la universidad o en casa, procura estudiar el tema a tratar y hojear temas de otras materias, ya que alternando materias favoreces a la retención y esto ayuda a tu mente a comprender fácilmente lo que lee.


Es posible que dé la impresión de que se estudio menos, pero según este estudio, invertir la cantidad apropiada de tiempo para cada materia, intercalando varias materias, logras una buena rutina de entrenamiento para tu mente: la rutina hace que estemos menos atentos.


Los tiempos de descanso también fueron tomados en cuenta en esta investigación. Los estudios arrojaron que es importante estudiar en periodos de 2 horas teniendo descanso entre horas de estudio, para que el cerebro pueda reposar y mantener su atención al máximo. Una sesión de estudios de muchas horas sin descanso puede olvidarse en un par de días con mayor facilidad.


El repaso. Invertir varias horas leyendo y releyendo no necesariamente va a ayudarte a retener las líneas en el cerebro. La Universidad de Hardvard recomienda dedicar mayor tiempo en el análisis de lo que se está leyendo para fijar los recuerdos en la memoria. Con estas técnicas podrás enfocarte en lo que deseas responder y tener una retención adecuada.
La quinta técnica es la práctica y los desafíos. Estudiar ejercicios nuevos que te obliguen a resolver problemas y a comprender el funcionamiento de lo que lees facilita el aprendizaje. En este último caso resulta ventajoso estudiar en grupo, ya que así todos realizarán preguntas unos a otros, las cuales ayudarán a recordar lo estudiado.

Fecha: 15/ABR/2016