Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Abocados a formar profesionales integrales

Departamento de Parasitología combate repunte de enfermedades reemergentes

A pesar de la escasez de recursos para la realización de estudios y trabajos de extensión, la unidad perteneciente a la Escuela de Ciencias Biomédicas continúa su tarea de diagnostico y prevención

Vanessa E. Becerra

Tiempo Universitario
Laboratorios continúan en funcionamiento, gracias al aporte de tesistas y colaboraciones externas.
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

Con la finalidad de combatir el repunte de enfermedades reemergentes, el Departamento de Parasitología de la Escuela de Ciencias Biomédicas y Tecnológicas de la Facultad de Ciencias de la Salud de la UC, ha mantenido su enfoque en el diagnóstico y prevención de importantes infecciones tropicales, entre las que destaca la malaria y la enfermedad de chagas. 

 

“No es solo el hecho de un repunte de estas patologías, sino nuevas formas de transmisión”, explica Doménica Cannova, directora del departamento, quien habló sobre la otra modalidad de transmisión del parásito responsable del mal de chagas, que se traspasaba con anterioridad solo por la picadura del vector “chipo” y que hoy en día también se ha determinado que puede ser por frutas contaminadas con las heces de este insecto.


Los jugos de frutas que no sean lavadas adecuadamente, como el popular jugo de caña, pueden ser un factor de riesgo en el aumento de la patología, que puede llegar a ser mortal, cuando se tienen casos de chagas agudo. “Estos brotes que son bien importantes deben atacarse con las herramientas que tengamos a mano, aunque son muchas nuestras restricciones por la escasez, seguimos realizando diagnósticos”.


Por los momentos, aún se efectúan las pruebas de coproanálisis y serología para la diagnosis inmunológica de la malaria y el mal de chagas. La mayoría de los pacientes referidos para su atención, provienen de la región central del país. “Con esto buscamos mantener la labor social, son muchas nuestras restricciones, pero deben hacerse los diagnósticos”, recalcó.


A pesar de no contar con vehículos, el departamento prosigue con su componente y proyectos de extensión, abocados en la preparación de los estudiantes para determinar las parasitosis en las comunidades, de los tipos tisulares o intestinales. “Tenemos nuestro componente de extensión y trabajamos en los laboratorios de diagnóstico parasitológico y de investigación”.


Otro de los laboratorios que se encuentra en funcionamiento, es el de investigaciones sobre la Bilharzia y Leishmaniasis Visceral. “Lo principal es que podamos seguir haciendo estudios, en algunos casos, a través de la colaboración de los tesistas de las diferentes carreras de la Facultad de Ciencias de la Salud”.


Cannova recuerda que es imperativo establecer una buena educación sanitaria y la formación integral de los estudiantes para que sean capaces de asumir estos problemas, así no se tenga la infraestructura adecuada. “Estamos tratando de concienciar a los estudiantes y la población”, finalizó.

Fecha: 30/MAR/2016