Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

Iniciativa privada en alianza con la ecología

En Las Acacias convierten una calle de la ciudad en un jardín

Desde la responsabilidad social empresarial y dentro del concepto de distrito de emprendimiento, ha sido posible involucrar al entorno para mejorar un espacio que hasta hace más de un año estaba desatendido y con mal aspecto

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
La calle 126 de la urbanización Kerdell es un espacio recuperado al ser transformado en un jardín.
Fotógrafo: Gema Durán
 

Una calle curva que atraviesa una zona residencial del norte de la ciudad de Valencia se muestra aliada con el medio ambiente, luego de la transformación que se le hizo hace más de un año con la colocación de 55 materos que brindan colorido y belleza junto con sus plantas ornamentales. 

 

Esta calle fue, hasta hace poco tiempo, un espacio de aspecto ruinoso y desatendido, donde los promontorios de basura y el monte predominaban entre la calle y la acera. Ahora luce como un espacio distinto dentro de la ciudad, producto del emprendimiento privado.


Se trata de la calle 126 de la urbanización Kerdell, convertida en jardín, con macetas que cuelgan de las paredes aprovechando materiales reutilizables, la cual forma parte del proyecto denominado Distrito de Emprendimiento Las Acacias, que incluye el mejoramiento y cuidado de las áreas públicas.


Hoy día es una calle que concentra los colores del arcoíris a través de las flores y el follaje de las diversas especies de plantas, sembradas en coloridos materos hechos con tubos de PVC y colgados, en perfecto orden, de las paredes que bordean la calle. Estos jardines colgantes han sido excusa para tomarse “selfies” por parte de visitantes, tal como lo confirman los registros de las videocámaras instaladas para vigilar el lugar.


Luego de la transformación de esta calle en un espacio ecológicamente agradable, el recorrido por la zona resulta una experiencia gratificante, en comparación con el aspecto sucio y enmontado de antes. Su cuidado se realiza a la perfección de un reloj suizo y de esta labor se encarga Efraín Sánchez, jefe de operaciones del DDE Las Acacias.

 

Concepto de distritos de emprendimiento
Esta experiencia que trajo mejora del medio ambiente es contada por Giancarlo Olavarrieta, principal responsable de la obra, la cual emprendió desde su puesto directivo de Gettford Venezuela C.A para cumplir como empresa socialmente responsable.


“La idea nace del concepto de distritos de emprendimiento, en la cual, una comunidad crea acuerdos entre los elementos que la conforman: sociedad civil, servicios profesionales y empresas, para satisfacer necesidades puntuales con base a la legislación local, para mejorar la calidad de vida y el estado de bienestar”, explica Olavarrieta, quien recalca que éste es el primer núcleo documentado a nivel nacional y está a la orden para asesor a otros en el desarrollo de la iniciativa.


—No sólo estamos aquí para ganar dinero, sino también para contribuir con el servicio comunitario, porque es la única manera de dejar una obra en el lugar donde pasamos tanto tiempo y de entregar algo al país que tanto nos da. Paradójicamente, mientras más lo hacemos, mejor nos va, afirma el líder del proyecto y quien ha logrado involucrar a gente que vive, trabaja o estudia en la urbanización con el rescate de la calle.


El distrito comprende una superficie de 184 mil 836 metros cuadrados, en un área conformada por cinco calles y una avenida, cuyos límites son: al norte, calle 132; al sur, calle 126; y al oeste, avenida Bolívar norte (sector Las Acacias); y este, avenida Paseo Cabriales (frente al Parque Fernando Peñalver).

 

Modelo de autogestión financiera
El desarrollo del Distrito de Emprendimiento Las Acacias ha sido posible mediante la implemente del modelo de autogestión financiera. De acuerdo con Olavarrieta, los fondos para cubrir los costos de financiación de este tipo de proyectos son siempre de origen privado, tanto en la recaudación como en la administración de los mismos.


Precisó que dichos fondos provienen de diversas fuentes, como donativos, patrocinios, aportes de particulares y comercios. Acotó que lo recaudado hasta el presente son donativos de particulares y las empresas Gettford Venezuela, Operadora Rent-A-Radio C.A., Radiotráfico FM 97.3 y Videotráfico.


Las tres empresas son de telecomunicaciones, lo cual ha permitido disponer de tecnología para poner en práctica el DDE, pues se utiliza sistema de vigilancia en tiempo real para vigilar el área recuperada.


El distrito tiene una página en internet www.lasacacias.com.ve la cual puede ser vista por todos, pero hay un grupo de vecinos de la urbanización Kerdell que están debidamente certificados y son quienes pueden ver los aportes económicos hechos por todos para el desarrollo del proyecto. Con lo cual, según Olavarrieta, se puede demostrar la transparencia en la administración de los recursos.

 

Una comunidad integrada al distrito
Residentes de la zona han acogido esta iniciativa, a tal punto que, entre sus numerosos residentes, viven personas jubiladas que hoy están empleadas por estas empresas y participan en la recuperación y el mantenimiento de estos espacios.


Dentro del distrito de emprendimiento, se encuentra un preescolar Simoncito, recuperado del abandono en que se encontraba y que hoy sirve como centro de socialización y de aprendizaje a una cantidad importante de niños.


Igualmente, el espacio incluye un centro de reciclaje que funciona bajo norma internacional para la disposición de los desechos.


La basura se recoge en tres contenedores identificados por colores distintos: plástico, orgánico y no reciclable. El material recolectado en el lugar se envía al centro de reciclaje de la Iglesia Agronómica Salesiana, ubicada frente a la redoma de Guaparo, para su posterior venta o procesamiento; y la basura no reciclable es retirada por cuadrillas del aseo de la Alcaldía de Valencia.

Fecha: 05/FEB/2016