Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Según el economista Domingo Sifontes

Default de Venezuela podría ocurrir en el último trimestre del año

Si el gobierno venezolano tiene el dinero para pagar, le conviene hacerlo, pero a lo mejor decide no hacerlo aun contando con esos recursos

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
Para el economista las causas de la inflación están íntimamente ligadas a las políticas económicas tomadas por el Ejecutivo.
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

Debido al panorama en Venezuela, muchos han sido los rumores de que el Ejecutivo podría dejar de cumplir compromisos económicos. La posibilidad de default de los bonos de la república, si llegara a ocurrir, en todo caso sería para el último trimestre de año, calculó el economista Domingo Sifontes.


Consultamos al profesor de Teoría Económica de la Facultad de Ciencias Económicas y Sociales (Faces) de la Universidad de Carabobo, a fin de aclarar algunos temas de interés en economía y que afectan al ciudadano común, directa o indirectamente.


¿Qué es el default?
Es el no reconocimiento de la deuda por parte del gobierno, es decir, no pagar a los acreedores internacionales. Por ejemplo, cuando emiten bonos, esa es una deuda, y quien la obtiene, tiene que pagarla cuando se venza ese bono.


Según Sifontes, el gobierno y PDVSA pueden sacar bonos. Se entra en default si ellos no pagan dichos bonos y los intereses del capital en el último año de vencimiento, bien sea porque no tienen la capacidad financiera para cancelar o porque básicamente no les conviene hacerlo. Si el gobierno venezolano tiene el dinero para pagar, le conviene hacerlo, pero a lo mejor decide no hacerlo aun contando con el dinero.


“La deuda de PDVSA muy probablemente se va a refinanciar, se podría canjear la deuda, recomprar los bonos y es probable que se mueva; por lo tanto, no veo posibilidad de default en el primer trimestre. De darse, es probable que sea en el último trimestre. Es lo que hasta ahora no está muy claro”, detalló.


De acuerdo con declaraciones del director del Fondo Monetario Internacional para Latinoamérica, Alejandro Werner, Venezuela tendrá una contracción del 10% en la actividad económica, cerca de 8% para este año, con una inflación del 200% en 2015. Se estima que, para este ejercicio fiscal, se alcance un 700%. Sifontes asegura que estos números pueden variar para peor si se continúa con el mismo modelo, o para mejor, si se toman las medidas adecuadas.


¿Qué es la inflación?
La inflación es la variación en los índices de precios de los productos, es decir, que cada vez que una persona vaya a cualquier establecimiento comercial, en el que compre regularmente productos, va a observar que cada vez paga más por el mismo rubro. Eso es inflación.


“Si por ejemplo, compra hoy un medicamento en 300 bolívares, a la semana cuesta 310 bolívares y a los tres meses 560 bolívares. Eso es inflación. ¿Qué es lo que debería ocurrir?, que si un ciudadano compra en enero de 2016 un producto, lo correcto es que en diciembre de 2016 el precio sea prácticamente el mismo, que varíe pero que no llegue a ser ni el doble, ni el triple; porque no debería haber razones para que se muevan los precios semanal o trimestralmente”, explicó.


¿La inflación en el país es producto del consumo desmedido?
Las causas de la inflación están íntimamente ligadas a las políticas económicas tomadas por el Ejecutivo, expresó el economista.


“Hay un patrón de comportamiento en los consumidores, porque no se está produciendo lo mismo en las empresas, por lo tanto, lo que se lleva al mercado se está acabando más rápido. Es probable que a un supermercado llegue mercancía para 15 días y se acabe en tres, pero eso es producto de la escasez; si no hubiera escasez, no habría el patrón de consumo que hay ahora. Las personas se aseguran de tener un poco más, lo cual es atípico pero hay una razón que no está relacionada con la inflación, más bien tiene que ver con la política económica”, según plantea.


¿Qué es la estanflación?
La estanflación, básicamente, es contracción económica con inflación; es decir, una caída de la actividad económica que va acompañada de un proceso inflacionario. El asunto es que perfectamente la economía se puede contraer, pero necesariamente no tiene que haber inflación.


“No son fenómenos que van de la mano, pero el austríaco ganador del Premio Nobel de Economía, Friedrich Von Hayek, acuñó el término, que es caída de la producción con alta inflación. En Venezuela, por ejemplo, estamos en un proceso estanflacionario. Desde hace tres años, la economía no crece y hay inflación”, expresó Sifontes.

Fecha: 04/FEB/2016