Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

Según "Acuerdo de París sobre Cambio Climático 2015"

Temperatura máxima en el planeta no deberá subir más de 2°C a partir de 2020

Si bien los 195 países firmantes del acuerdo, con el cual queda atrás el Protocolo de Kioto, asumieron el compromiso, ¿será posible que se articulen para alcanzar la meta?

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Mientras llega una solución, la humanidad sigue sufriendo el acelerado cambio climático.
Fotógrafo: Cortesía
 

El “Acuerdo de París sobre Cambio Climático”, aprobado en diciembre de 2015 por 195 países, representa el primer acuerdo universal de la historia de negociaciones climáticas que, incluye, fundamentalmente, poner un límite máximo al aumento de la temperatura en el planeta de dos grados centígrados (2°C). Este acuerdo entrará en vigencia en el año 2020.

Llegar a este acuerdo tomó al mundo más de dos décadas. El antecedente de este acuerdo es el Protocolo de Kioto, en el cual se obligaba a las partes a reducir un 5% las emisiones de gases de efecto invernadero, señalados como el principal causante de la temperatura en el planeta.

En el documento aprobado en 2015 en París, se sustituye el protocolo por un acuerdo de largo plazo, en el cual son los países los que ponen sus compromisos sobre la mesa. El acuerdo entrará en vigencia.

Cabe preguntarse si las naciones firmantes se articularán para lograr que la temperatura en la Tierra no se eleve más de 1,5°C en comparación con la era industrial.

Elogios y críticas han caído sobre este acuerdo climático global, al cual se llega ante la preocupación de diversas comunidades en el mundo, como científicos y ecologistas, ya que está planteada una polémica entre países desarrollados y países en desarrollo, pues los primeros no quieren asumir toda la responsabilidad del problema climático.

El dióxido de carbono (CO2) y la quema de combustibles fósiles para producir energía constituyen el gas de efecto invernadero que más contribuye al cambio climático. Las empresas del sector energético son muy poderosas y tienen la capacidad de influir en los centros de toma de decisiones para evadir toda la responsabilidad en materia de daño ambiental.

Mientras llega una solución, la humanidad sigue sufriendo el acelerado cambio climático, que trae nevadas en lugares donde no se conocía este fenómeno, sequía en los campos que antes eran productivos y anegaciones en áreas no acostumbradas a torrenciales aguaceros.

Fecha: 27/ENE/2016