Tiempo Universitario

| ECOUCISTA

Año 2015 con balance negativo para la salud del planeta

Se requiere mayor compromiso con la naturaleza para desacelerar el cambio climático

El objetivo es la reducción de los gases de efecto invernadero, responsables del cambio climático, para evitar el ascenso de la temperatura en el planeta

Antonella Fischietto M.

Tiempo Universitario
Esta osa polar extremadamente delgada, fotografiada en Noruega por Kerstin Langenberger y que se hizo viral en las redes sociales, se ha convertido en un ícono del cambio climático en el mundo.
Fotógrafo: Kerstin Langenberger
 

El año 2015 finaliza con un balance negativo para la salud del planeta, debido al acelerado cambio climático que se vive en el mundo, incluido nuestro país, y que sigue afectando la vida de las personas, de los animales y de las plantas, así como la calidad del ambiente.

El pasado 29 de noviembre se efectuó la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21) en París, Francia, con asistencia de jefes de Estado, en la cual se esperaba un acuerdo concreto de los 195 países participantes para estabilizar el aumento de la temperatura en 2 grados centígrados para finales de siglo.

El descongelamiento de los polos es la prueba más contundente de cómo se está modificando la temperatura del planeta. Este fenómeno provocado principalmente por la acción humana está acabando con la fauna de esos lugares, debido al rápido cambio de temperatura que hace extinguir especies que son fuente de alimentos para otros.

Como suele ocurrir en estos eventos internacionales, como el recién efectuado en Francia, la prominencia de los personajes y sus discursos en los medios de comunicación masiva se sobreponen al verdadero compromiso y se coloca a un lado su cumplimiento en la práctica.

Estos compromisos se renuevan año tras año, de cumbre en cumbre; sin embargo, no se observan mejoras en la calidad del medio ambiente. Por el contrario, el cambio climático ocurre de forma más acelerada y la prueba es que en todas partes del mundo se están sintiendo los estragos con inesperadas sequías, lluvias cada vez más intensas, deslaves en zonas donde nunca habían ocurrido, fuertes inundaciones en áreas pobladas o no, etc.

Mientras los jefes de Estado tomaron parte en el debate en la conferencia, miles de personas realizaron una movilización mundial para exigir un acuerdo que conduzca a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, que son responsables del cambio climático.

 

¿Qué hacer frente al cambio climático?

En el marco de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP21), hubo coincidencias entre líderes mundiales acerca de la problemática del cambio climático cuando reconocieron la existencia del problema, por lo menos.

Ban Ki-moon, secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), instó a los líderes mundiales a acelerar la ambición de los compromisos climáticos presentados para un nuevo acuerdo global, cuyo objetivo sería lograr que la temperatura del planeta no aumente más de 2 grados a finales de siglo.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barak Obama, admitió que su país esparte del problema del cambio climático. Desde otro punto de vista, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, planteó crear una corte de justicia ambiental para castigar a los países que contaminan.

 

Efectos del cambio climático en Venezuela

En el sitio web www.vitalis.net de la organización no gubernamental Vitalis, se señala que los glaciares se están derritiendo rápidamente, incluyendo los de Venezuela, que han desaparecido en un 40 por ciento, y suponen una fuente de agua dulce para cientos de millones de personas.

De acuerdo con esta organización, hay una serie de señales que dan cuenta de los efectos del cambio climático y cómo sería su impacto en Venezuela. Menciona, por ejemplo, que el nivel del mar está comenzando a crecer y los científicos advierten que podría aumentar hasta casi un metro en este siglo.

“Si esto ocurre, muchas de las ciudades en todo el mundo, islas y campos quedarían inundados, y perderíamos zonas importantes como las playas de Morrocoy, el mar territorial que nos genera Isla de Aves, y tantos poblados que conviven con el mar desde hace tantos años”, advierte Vitales en su página en internet.

Otra advertencia que lanza es que la temperatura en Venezuela se incrementaría entre 1 y 2 grados en 60 años, con lo cual aumentará la sequía y se afectarán los cultivos, entre estos los rubros tradicionales de la dieta del venezolano.

 

 

Fecha: 17/DIC/2015