Tiempo Universitario

| NOTICIAS

La clave es la actitud positiva 

Capacidad de  adaptarse es una manera inteligente de asumir la crisis

La psiquiatra Rossemary Domínguez, como  experta en el área de la salud mental, ofreció algunas herramientas que permitan a los ciudadanos, afrontar de la mejor manera posible el panorama adverso que se presenta en el día a día

Maigualida Del Valle Villegas

Tiempo Universitario
La doctora Rosemary Domínguez destacó que las crisis son oportunidades en las que puede aflorar lo mejor de nosotros.
Fotógrafo: Maigualida Del Valle Villegas
 

La situación del país nos preocupa a todos los venezolanos, especialmente cuando hay elementos que antes eran insignificantes o fáciles de conseguir, lo que hoy por hoy plantea retos como si se tratara de un asunto de vida o muerte para muchos ciudadanos. Hacer mercado, comprar un repuesto automotor, medicamentos, electrodomésticos, reponer un bien, comprar casa o carro, se hace cuesta arriba, no solo por la carestía de dichos rubros, sino también de los altos precios cuando se pueden conseguir en el “mercado negro”.

Usted se preguntará, ¿cuáles son las causas de esta situación?, pues estas variarán depende del punto de vista que lo miren los afectados. Para algunos obedece a inadecuadas políticas gubernamentales en el área económica, los controles excesivos y pare de contar, otros defienden la tesis de una guerra económica por parte del sector empresarial, sabotaje contra el Estado y el “bachaqueo” de todo tipo de mercancía, asociado a este caos.

Sea cual sea su postura perfectamente válida, porque el pensamiento es libre, lo importante no es buscar culpables o defender lo indefendible, se trata de actuar de una manera asertiva en momentos difíciles para los ciudadanos.

La psiquiatra Rossemary Domínguez, directora del Hospital Psiquiátrico de Bárbula, docente de las cátedras Clínica Psiquiátrica y Psicopatología de la Universidad de Carabobo, de una manera objetiva, y como experta en el área de la salud mental, ofreció algunas herramientas que nos permitirán afrontar de la mejor manera posible el panorama adverso que se presenta en el día a día.

“Estamos ante una situación única, ciertamente inquietante e incierta, la razón para cada persona es diferente, pues ve la realidad de acuerdo a su modo de pensar, el no saber genera ansiedad, intranquilidad o angustia”.

La ganadora del Premio Nacional de Psiquiatría 2014 expresó que al menos un 70 por ciento de los pacientes que acuden a la consulta tanto privada como pública, manifiestan preocupación por el tema económico y la situación del país, lo que en ocasiones dispara temores, dificultades personales, impotencia, rabia e inconformidad. Todos los estratos socioeconómicos se sienten frustrados por la disminución del poder adquisitivo, pero la clase media ve afectada su calidad de vida y por ende el estatus.

Hay que salir adelante, nunca atrás

Hay un dicho popular que reza “En tiempos de crisis hay quienes se entregan al llanto y otros fabrican pañuelos”, lo que aplica a este particular, en momentos difíciles tenemos dos opciones: Abatirnos o reaccionar con la capacidad de reinventarnos. La segunda opción sería la que nos ayudaría más. No se trata de creernos “Superman” o “Superwoman”, sino de conocer nuestras capacidades y también debilidades para hacer frente a lo que venga.

En Venezuela, en muchos casos, un oficio genera ingresos mayores que los honorarios de un profesional, entonces una persona que decide hacer pañuelos en lugar de llorar, optaría por aprender un nuevo oficio, buscar una segunda fuente de ingreso, ya sea en el comercio o abrirse espacio en otro ámbito.

¿Cómo hacer frente a la adversidad?

La doctora Domínguez nos brinda una serie de recomendaciones en estos casos:

- En primer lugar, aceptar las cosas que no podemos cambiar y que no dependen de nosotros; por ejemplo, la economía del país no está en nuestras manos, los precios del petróleo tampoco, las políticas públicas mucho menos.

-  Determinar lo que sí está en nuestras manos para mejorar la situación o sobrellevar lo que nos afecta.

-  Valorar las cosas materiales que tenemos, cuidar los objetos y hacer un mejor uso de ellos.

-  Concentrarnos en qué hacer para alcanzar nuestras metas por muy pequeñas que parezcan, adaptarnos a lo que podamos hacer no significa que seamos conformistas, sino que la capacidad de adaptarse es una manera inteligente de asumir.

-  Disfrutar nuestro trabajo traerá más retribuciones que hacerlo de mala gana, por muy inconformes que estemos en el ambiente laboral o que lo personal afecte lo laboral, enfocarnos en lo que podamos dar, siempre será mejor y a la larga traerá mayores beneficios.

-  Propiciar reuniones con nuestros amigos, familiares, esos encuentros en los que cada quien lleva algo para compartir, en ese momento ameno se olvidarán por un rato los problemas.

-  Compartir con otros nuestras situaciones, porque ese intercambio mutuo de información nos va a permitir ayudarnos mutuamente y encontrar soluciones.

-  Ayudar a quien lo necesite; científicos han probado que la sensación de brindar soporte a alguien es más placentero que recibir. 

Fecha: 23/NOV/2015