Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Filuc 2015 busca el acercamiento académico y cultural

El árabe y el inglés formaron parte de la III Jornada Lingüística

Laura Frantzis considera que existen muchos mitos en cuento a la enseñanza y aprendizaje del inglés como segunda lengua.

Carlos Eduardo Figueroa

Tiempo Universitario
Las ponentes descartaron la edad como un impedimento a la hora de comenzar a estudiar un nuevo idioma
Fotógrafo: Pedro Pinilla
 

“Pasaporte lingüístico”, ese fue el nombre con el cual fue bautizada la III Jornada Lingüística de la Filuc 2015, con la cual se busca cruzar fronteras y ahondar un poco más en la materia, pero no solo en el estudio del español como lengua materna de los venezolanos, sino con el estudio del árabe y el inglés.

“La idea fue por sugerencia de una de las panelistas, porque un pasaporte es un documento que nos define, que nos identifica y nos permite viajar. En este caso vamos a entender esos pasaportes como una dimensión lingüística”, manifestó de entrada el moderador de ese encuentro, Brandol Alejos, en un abarrotado salón Inca Garcilaso de la Vega, del complejo ferial Metrópolis Valencia.

Para la profesora universitaria Laura Frantzis, en el caso de la enseñanza y aprendizaje del inglés como segunda lengua, existen una serie de mitos con los cuales le ha tocado lidiar a lo largo de sus 20 años de ejercicio profesional, los cuales intentó derrumbar durante su ponencia.

En el caso del conocido refrán: “loro viejo no aprende a hablar”, comentó que en muchas oportunidades los propios profesores son alimentadores de estos mitos, por el hecho de asegurar que comenzando a edad temprana es más fácil dominar un idioma con fluidez.

Frantzis puso como ejemplo, el hecho de que muchas personas, aún teniendo el español como lengua nativa, llegan a la universidad con deficiencias a la hora de hablar y con muchos errores.

“El extranjero siempre va a hablar como extranjero”, fue otro de los mitos derrumbado por Frantzis, quien aseguró que esto va a depender de la capacidad de imitación del acento nativo que tenga cada una de las personas, y su disposición a aprender.

“Aprendemos mejor produciendo”, también fue refutado en cierta medida por la profesora universitaria, quien aseguró que en este caso todo va a depender de las herramientas que le son entregadas al aprendiz por sus maestros; mientras que en el caso de que para aprender “hay que estudiar en el extranjero”, dijo que esto no siempre resultaba exitoso, porque muchas personas como se ven obligadas a aprender a comunicarse con los nativos, asumen que una mala pronunciación entendida o los modismos de cada país o zona están completamente bien, cuando en su juicio no es el caso.

Por último, recomendó a quienes se mudan al extranjero, no tomar clases en un sistema de inmersión total en el idioma, porque contrario a lo que se cree, esa no es la mejor manera de aprender, sino por medio de un sistema dual, que permita valerse de la comparación de las formaciones gramaticales utilizadas en su propia lengua, para aprender más rápido.

Por su parte, la ex profesora del Departamento de Idiomas Modernos de la Facultad de Educación de la UC, Elizabeth Arcay, se dedicó a realizar un recorrido por todas las estrategias utilizadas por ella y un grupo de profesores de ese departamento, para facilitar el aprendizaje de la escritura en inglés de los estudiantes de esa mención de la Face.

 

Proceso de interlengua

La también profesora universitaria y traductora oficial del árabe al español y viceversa, Iptisan Salame, explicó que el hecho de que el árabe sea un idioma dominante, permite un proceso de interlengua en el cual muchas de las cosas que son identificadas en el inglés y español como femeninas, en su idioma sean identificadas como masculinas.

“La interlengua es el proceso de asimilar una lengua que no es mía, por eso en muchas oportunidades nos cuesta identificar ciertas cosas, a pesar de que el sistema de aprendizaje que se utiliza es igual al del español, pero la parte de la caligrafía es un poco más difícil de entenderla y memorizarla, además de que una palabra puede tener muchos significados o sinónimos”, explicó Salame.

Finalmente, aseguró que lo ideal es ir aprendiendo en un proceso que vaya a la par de tu lengua de origen, lo que a su juicio permitirá con la comparación en lo que a conjugación se refiere, una más fácil comprensión.

Fecha: 13/OCT/2015