Tiempo Universitario

| NOTICIAS

Entregados premios de Periodismo UC 2015

Escribir lo malo tiene consecuencias serias y gravísimas en Venezuela

Hubo un apoyo que nos marcó. Un grupo de estudiantes de la UC protagonizó una larga huelga de hambre en demanda de la venta de papel. A ellos, nuestro reconocimiento.

Ismeyer Tapia De Caires

Tiempo Universitario
Parte del equipo de Tiempo Universitario fue reconocido por su labor comunicacional
Fotógrafo: Rafael Delgado
 

"¿Escribimos en un país libre? Escribimos, es cierto. ¿Sin censura y sin medias tintas? Quien se lo propone. Lo bueno se dice y lo malo también. Pero esto último tiene consecuencias. Serias, gravísimas. Esto último no se perdona, al contrario, se sanciona".

Así lo sentenció Carolina González, jefa de redacción del octogenario diario El Carabobeño, durante su discurso en el acto de entrega de Premios de Periodismo de la Universidad de Carabobo, que año a año reconoce el noble trabajo de quienes con su ejercicio profesional defienden la libertad de expresión y, garantizan a la sociedad el derecho fundamental de estar informada.

González argumentó su interrogante, al referir que no en vano quince medios han cerrado en los últimos años. “Mientras el presidente de Conatel, el periodista William Castillo o el diputado que ya no periodista, Earle Herrera o Tania Díaz, los próceres de la comunicación revolucionaria, dicen que en el país ningún medio ha cerrado y mucho menos por problemas de papel”.

Prosiguió recordando que el cierre de Rctv, que en 2007 fue el inicio de esa arremetida, de la que siguieron en 2009, 32 emisoras de radio y otras de televisión. Desde 2013 a lo que va de 2015, han cerrado 15 medios impresos, sin contar los que han tenido que reducir su paginación por falta de papel, según el IPYS.

La comunicadora social, que recibió en representación de El Carabobeño, el Premio Nacional Miguel Henrique Otero Silva, expresó que la situación que han afrontado los medios en el país, es parte de la tesis de la “hegemonía comunicacional” manejada como herramienta para el fortalecimiento del “poder popular”, que a su juicio forma parte del “nefasto Plan de la Patria”, a través de la regulación de las empresas de comunicación, por lo que cual necesita silenciar las voces críticas, violando la Constitución y la Ley de Ejercicio del Periodismo.

González ejemplificó tal aseveración, con lo que ocurre actualmente en el diario del centro. “Un hermosísimo diario, próximo a cumplir 82 años, quizás no logre alcanzar esta meta. Un estrangulamiento progresivo nos ha llevado a cercenar páginas, tamaño e información de manera dramática. El Carabobeño ha sido blanco de ataques desde Carabobo. La historia no es nueva, debo aclararlo, pero nunca como ahora”.

En sus palabras, González pidió reconocimiento para los periodistas de El Carabobeño, que a diario siguen batallando a pesar de las adversidades. También dio testimonio del coraje, la  iniciativa y el apoyo decidido que ha manifestado el Colegio Nacional de Periodistas para enfrentar la tragedia que al diario del centro le toca padecer.

La jefa de redacción aclaró, que no han sido los únicos; la sociedad civil se ha mostrado afectada ante la posibilidad de cierre de El Carabobeño. “Pero hubo un apoyo que nos marcó. Un grupo de aguerridos estudiantes de la UC protagonizó, muy en contra de nuestros sentimientos, una larga huelga de hambre en demanda de la venta de papel. A ellos, nuestro reconocimiento por su fortaleza y convicción”.

Antes de culminar sus palabras, en representación de los periodistas premiados, agradeció el reconocimiento a la UC, la cual considera valiente, combativa y que lucha por lo que cree. “Los periodistas de hoy, como el Libertador Simón Bolívar en 1818, estamos convencidos de que la información es un derecho humano, que hay que preservar por encima de todo”.

El andén del Consejo Universitario se llenó de aplausos de los periodistas que asistieron a la entrega de premios y el desayuno institucional preparado por la UC. La rectora Jessy Divo de Romero estuvo acompañada durante el acto protocolar, por el vicerrector administrativo, José Angel Ferreira; el vicerrector académico, Ulises Rojas; el secretario Pablo Aure;  los decanos Benito Hamidian y David Rutman y la directora de Medios y Publicaciones, Rosa María Tovar.

El Premio Universidad de Carabobo lo ganó la periodista del Diario Notitarde, Ylian Terán; el Premio Rafael Darío Peña, Mariely Mendoza; el Premio Rafael Alonso De Lima, Ricardo Graffe; el Premio Héctor López Orihuela, Andrews Abreu y Rafael Reyes; Premio Agustín Zuloaga, Claudio Vallieri; Premio Edgar Guarenas Borges, Danny Valdiviezo; Premio Pedro Lira, Ismeyer Tapia De Caires; Premio José Pepe Vitale, María Gabriela González; Premio Carlos Garrido, Ana María Zambrano; Premio Jesús Moreno, Luis Castillo; Premio Raúl Albert, Humberto Torres; Premio Nacional Enrique Bernardo Núñez, Daniela Chirinos; Premio Nacional Miguel Henrique Otero Silva, Diario El Carabobeño y Premio Especial Eladio Alemán Sucre, Edny González.

La rectora de la UC indicó que el país vive una tragedia, que en este momento arropa a los medios de comunicación, en cuanto a independencia en el hacer y actuar. Por ello aseguró que la UC jamás ha silenciado las voces cuando se trata de defender valores y principios.

- La Universidad ha demostrado en la historia del país, lo que realmente es y practica. Es imposible concebir a una institución universitaria que no defienda la democracia, la autonomía y las libertades. Hoy lo ratificamos.

Divo de Romero manifestó que El Carabobeño no está solo, y que en momentos de turbulencias y temores ante un posible cierre, siempre habrá un grupo de  personas que con la razón, la verdad, y con acción, están en el deber de derrotar con valentía.  “No permitiremos que el país siga este rumbo. Estaremos siempre presentes con nuestras voces y nuestro espíritu. Vamos a seguir adelante, que no se equivoquen aquellos pocos que creen que frente a la adversidad nos vamos a rendir”.

Fecha: 29/JUL/2015