Son de alta calidad y a precio justo, tal como lo destaca el presidente de la fundación, profesor Jaime Font,

Prepara nueva sede para todas sus actividades

Programas académicos de Fundauc
contribuyen con inclusión social


Antonella Fischietto M.

Con sus programas académicos, Fundauc hace realidad el encuentro de la Universidad de Carabobo con las necesidades de formación de capital humano.

Fundauc se prepara para crecer, para lo cual acondicionará una nueva sede en la que se concentrará sus actividades. En la foto, el edificio Majay, sede administrativa, en la Av. Bolívar Norte.
La sede del Departamento de Idiomas, programa de referencia regional y nacional.
La fundación pasó a tener un promedio de 200 a 500 estudiantes en los diplomados y programas de formación, cifra que se triplicó.

La Fundación Universidad de Carabobo se proyecta con importantes logros, entre los cuales están sus programas de formación de corta duración que permiten al egresado obtener un certificado con reconocimiento en el mercado laboral.
Asimismo, se prepara para crecer, para lo cual acondicionará una nueva sede en la que se concentrarán sus actividades y evitar la disgregación, como ha venido ocurriendo desde que se iniciaron los programas de Idiomas y Computación, los cuales tienen aceptación y reconocimiento del público.
“Fundauc, al suscribir el nuevo paradigma de la reconceptualización de la educación superior, en cuanto a la función de extensión como mecanismo de vinculación entre la docencia e investigación, tiene sus puertas abiertas a toda iniciativa que provenga de los sectores universitarios y productivo, con la finalidad de facilitar que el valor de la producción científica, cultural y social de la Universidad de Carabobo, esté, en forma expedita, al servicio de la sociedad, a disposición del investigador y del productor”, afirma el profesor Jaime Font, presidente de la fundación, en relación con el posicionamiento que ha logrado esta institución en el colectivo, no sólo carabobeño, sino de otros estados del país.
-En Fundauc, con nuestros programas académicos de alta calidad y precio justo, hacemos realidad el encuentro de la Universidad de Carabobo con las necesidades de formación de capital humano, particularmente en aquellos sectores de la sociedad venezolana que se encuentran en desventaja para tener acceso a las oportunidades de formación ocupacional y profesional. Cumplimos un papel importante en la preparación de jóvenes para el trabajo, contribuyendo así con los planes de inclusión social, aseveró el directivo.
Uno de los hechos que confirma la calidad de los programas académicos de Fundauc es la acreditación internacional norma Covenin ISO 9001:2000 en su línea de producción “Servicio de Enseñanza del Idioma Inglés (producir, escuchar, gramática y sintaxis)”. Esta es la única institución universitaria del país que la posee.

Desarrollo de los diplomados

En lo que tiene que ver con diplomados, Fundauc había jugado un tímido papel, según Font, quien agrega: “Tan es así que, en 2006, trabajamos con dos diplomados: Formación Docente (egresaron cuatro cohortes) y Gestión Tributaria (una cohorte). En total, egresaron 129 estudiantes”.
“Veníamos trabajando también el programa de Higienistas Dentales, en alianza con la Facultad de Odontología, del cual egresaron 50 estudiantes”, expuso Font.
-Nosotros nos fijamos como un plan estratégico el desarrollo de los diplomados, porque constituyen una figura que permite detectar necesidades, ya sea temporales o extendidas en el tiempo, pero que requieren flexibilidad en su currículum, de currículum ágil, que se adecúe a los cambios, puntualizó.
Ante esa necesidad existente en el país y que fue tomando cuerpo en los núcleos de autoridades de extensión de las universidades nacionales, una de las metas de Fundauc fue comenzar a crecer de manera importante en esa dirección.
Es así como la fundación pasó a tener un promedio de 200 a 500 estudiantes en los diplomados y programas de formación, cifra que se triplicó. Igualmente, se incrementó de dos a siete los diplomados en el año y ya cuenta con dos más.
Entre estos diplomados, están el de Formación Docente, del cual han salido ocho cohortes en el año 2007; Artes del Fuego, que recién comenzó con 25 participantes; Operador de Manufactura, un programa especial para la empresa General Motors, pero que luego se dictará al público en general; Logística y Estrategia Corporativa, Programación Neurolingüística.
Destacó que una de las características de los diplomados es que tienden a cubrir espacios que deja la educación formal, “porque la rigidez de los currículum hace difícil crear nuevas carreras”.
-Con las nuevas tecnologías de comunicación, ha crecido tanto la información que tenemos que formar profesionales que sepan aprender su manejo. Por eso la teoría del doctor Luis Alberto Machado es cada vez más significativa cuando hablaba de la revolución de la inteligencia. Necesitamos profesionales que sean capaces de aprender por sí mismos, añadió.
“En el pasado, cuando el profesional egresaba era muy difícil que se saliera de su área de conocimiento en más de una ocasión. Pero, hoy en día, los profesionales pueden cambiar de empleo, lo que implica conocimientos muy diversos. Este profesional deberá adquirir conocimientos muy específicos y no tendrá universidad donde aprenderlos. Los diplomados tienden a ayudarlos a esa adecuación”, afirmó Font.
Fundauc opta por la figura de los diplomados y no de los cursos, porque los primeros tiene una estructura que se puede organizar en módulos y están reconocidos por el Consejo Nacional de Universidades (CNU).
Así como existe una normativa de postgrado, relativa a los doctorados, las maestrías y las especializaciones, hay ahora una normativa de extensión que, por primera vez, incorpora la figura del diplomado, que había ido decayendo en prestigio, por cuanto eran utilizados de una forma descontrolada.
-Hoy en día es una figura que le permite al participante tener un certificado con calidad asociada. La fundación colabora con la universidad en ser interlocutor y brazo de extensión entre la UC y el medio para intercambiar saberes, que es lo que hace, por ejemplo, la Dirección de Extensión y Servicios a la Comunidad (Desco). Nosotros hacemos extensión en nuestro ámbito, dijo.
Esa labor ha sido posible con otra ventaja que aprovecha Fundauc: el personal docente de la Universidad de Carabobo, en sus distintas facultades. Cualquier profesor o institución de la propia universidad puede acercarse a la fundación para presentar una idea y concretar un programa de formación.




Plataforma virtual de aprendizaje

 

Fundauc está iniciando una prueba piloto para incorporarse a la plataforma virtual de aprendizaje con el modelo que viene implementando la Universidad de Carabobo y con apoyo de la Dirección de Tecnología Avanzada (DTA).
Este recurso tecnológico será aprovechado para dictar el programa American Inglish Curs, que tiene certificación ISO. Se van a incorporar 10 docentes de Idiomas y dos de Computación, tanto de Valencia como de Maracay, para arrancar con la formación de profesores en la plataforma “moodel” (software libre que se utiliza para los programas educativos a distancia).
“Aspiramos formar al primer grupo docente en enero de 2008, pero estamos concentrándonos en la selección de los cinco profesores que pasarán de tiempo convencional a tiempo completo. Ya adquirimos parte de los equipos de computación. En nuestras oficinas ubicadas en el edificio Cámara de Comercio de Valencia, docentes de la DTA dictará cursos para doce profesores, 50 por ciento de la UC y 50 por ciento de la fundación. Luego nosotros seremos los propios facilitadotes y vamos a trabajar con la universidad en el diseño e instalación de esa plataforma. Nos falta adquirir los servidores”, precisó.
Aclaró que éste es un proyecto a largo plazo y que la meta es ir incorporar todos los programas a esa plataforma. Pero, en principio, serán incorporados los diplomados Auditoría de Estado

Proyecto de infraestructura futurista

“Estamos creciendo en el aspecto tecnológico, en calidad, en infraestructura. Nuestras oficinas que están en el Centro Comercial Majay se concentrarán en Mañongo para finales de 2007. Allí funcionarían Idiomas, Computación y la sede administrativa de la fundación. La vieja edificación situada detrás de la placita Miranda, por la avenida Bolívar Norte, frente al Rectorado, ya no será sede de Idiomas”, refiere el profesor Font.
Y habla de un proyecto futurista en el edificio Majay, que contaría con seis pisos y un área comercial en la planta baja, donde se instalarían la Librería Universitaria, un café concert, y probablemente una farmacia. Si la rectora completa el apoyo, según comentó el presidente de Fundauc, se incluiría un espacio para dictar los diplomados.
-Eso lo estamos analizando, ya que el proyecto original era demoler las paredes, los tabiques y acondicionar los espacios para instalar allí la librería, la farmacia y oficinas administrativas. Pero hay dificultades en el número de puestos de estacionamiento, y por ello se está adecuando el proyecto. Es probable que la decisión final sea demoler completamente ese edificio, indicó.
De acuerdo con lo aclarado por Font, esa edificación es propia de la Universidad de Carabobo, la cual la fue adquiriendo poco a poco y reconoce la visión futurista que tuvieron las directivas anteriores.


En el edificio Cámara de Comercio de Valencia, docentes de la DTA dictarán cursos para doce profesores.

 



Formación de conductores de vehículos de carga pesada

 

Fundauc y la Cámara del Transporte del Centro (Catracentro), crearon el programa Escuela de Transporte Pesado, que consiste en preparar a los conductores de vehículos de carga pesada.

A modo de comentario, Font recuerda la creación del programa Escuela de Transporte Pesado, que se concretó entre Fundauc y la Cámara del Transporte del Centro (Catracentro). La iniciativa, consistente en preparar a los conductores de vehículos de carga pesada, partió de la cámara.
-Fundauc sirvió de mediador. Dio el soporte académico, sus instalaciones, revisamos los programas y comenzamos a trabajar con ese gremio. Hacemos revisiones al programa para cada cohorte, introducimos mejoras y aprovechamos que un grupo de participantes en Formación Neurolingüística trabajara con los conductores que participaban en el programa, dijo el directivo de la fundación.
En el programa dirigido a conductores de vehículos de carga pesada, se trabajan los valores, las leyes y un conjunto de conocimientos relacionado con el manejo responsable, ya que éste es un servicio público.
Algunos de los módulos son trabajados con funcionarios del Instituto Nacional de Transporte y Tránsito Terrestre para abordar la normativa legal que rige este tipo de servicio.
“Nosotros creemos que este programa puede ser exitoso si se masifica. No sirve de mucho que trabajemos con 50 ó 100 conductores de transporte pesado cuando a ellos les toca transitar en carreteras donde hay otros conductores de este tipo de vehículos que no han recibido una formación adecuada. Lo que tenemos que lograr es incorporar de lleno a la autoridad de Tránsito Terrestre”, subrayó.

Obras civiles como salones de clases
para el trabajador de la construcción

 

Font anunció que la fundación y la Universidad de Carabobo están a punto de suscribir un convenio marco con la Cámara de la Construcción del estado Carabobo para involucrarse de manera conjunta en proyectos de investigación y en razón de que este gremio está interesado en crear una escuela de certificación de oficio, de modo que las obras serían salones de clases.
Este programa, de acuerdo con lo analizado, evitaría que el trabajador de la construcción esté sentado varias horas en un aula de clases convencional, a lo cual le huye, porque necesita llevar el sustento a su familia. En cambio, hacer de las obras su salón de clases no le impediría seguir trabajando. Así se espera que comience a tomar cuerpo nuevamente la figura del maestro cabillero, el maestro albañil, etc.

Hablando varios idiomas

Fundauc tiene 25 años de creada. Nació en Valencia, pero fue llamada en el pasado por instituciones públicas y privadas de otras ciudades. Fue así como empezó a establecer núcleos en Puerto Ordaz, Barquisimeto, Puerto Cabello, Porlamar y Maracay.
Font destaca que, con el éxito inicial que tuvo, sobre todo, los de idiomas y computación, quedó reconocida la seriedad de sus programas de formación.
El primero de estos programas se llamó Laboratorio de Idiomas, que arrancó con inglés. Hoy ofrece una variedad de idiomas, que actualmente incluyen lenguas indígenas, el chino mandarín y el árabe.
La fundación cuenta hoy con 42 trabajadores administrativos para atender los programas a nivel nacional, número que, a pesar de no ser suficiente, Font destaca que este personal trabaja con eficiencia.
En cuanto a personal docente, la fundación cuenta con alrededor de 130 profesores para los programas de idioma a nivel nacional. Muchos de estos docentes eran personas jurídicas (empresas) hasta enero de 2007.
“Uno de los aspectos que tuve que abordar en mi gestión, que se inició a mediados del año 2006, fue analizar la situación de esos docentes como personas jurídicas. Esta figura era común utilizarla para no hacer tan elevados los costos de los programas, ya que la contratación de personal genera prestaciones sociales. La fundación ha tratado siempre de ser solidaria en los costos de los programas y por ello buscó figuras legales que le permitieran flexibilidad”, expresó.
-Pero, ante la realidad actual y la nueva Ley Orgánica del Trabajo, que permite establecer los fideicomisos no se justificaba seguir con esa figura, que, además, nos estaba ocasionando problemas. Por ello, ese personal docente pasó a ser personal de la fundación. Estamos cuantificando la deuda de los pasivos laborales que generaron a partir del año 96. Vamos a aprovechar su incorporación como personal de Fundauc para mejorar nuestra calidad y atención a los clientes, que son los estudiantes, informó.