S E C C I O N E S

C O N T E N I D O

 

Fijas
Secciones que encuentra semanal o quíncenalmete en nuestro semanario.

 

General
Información general de nuestra máxima casa universitaria o de interes.

 

Avisos
Avisos, acuerdos, ofertas de empleo, Dirección de Cultura.

Nuevo Régimen de Prestaciones Sociales...

Tiempo Universitario

al día con el quehacer de la universidad, la Región y el País

Valencia, 12 de Febrero de 2000. Cuarta Etapa - Año VII. Nº 286.    www.tiempo.uc.edu.ve

Nuevo Régimen de Prestaciones Sociales
Resulta más Favorable al Trabajador

Tiempo Universitario solicitó a la profesora María Luisa Aguilar de Maldonado, como asesora de la Comisión para el Cálculo de la Deuda Administrativa Pública, un trabajo donde explicara la significación que tiene  para los universitarios la transferencia al nuevo régimen de prestaciones sociales, en virtud de la desinformación existente en esta materia. Transcribimos el texto, cuyo título fue ligeramente modificado preservando  su esencia.
El Consejo Nacional de Universidades aprobó en su última sesión, celebrada el pasado 26/1/2001, la transferencia del personal Docente, Administrativo y Obrero del sector universitario al nuevo régimen de prestaciones sociales, a partir del 1/1/2001. La aplicación del nuevo sistema de prestaciones sociales a los universitarios se efectuó  sobre la base de los acuerdos adelantados, en relación con los beneficios socio-económicos que le corresponden a los universitarios entre la Oficina de Planificación  del Sector Universitario (OPSU)  y el Ejecutivo Nacional.

Ahora bien, ¿qué significa el cambio de régimen? Recordemos, en primer lugar, que el 18/6/1997 se aprobó la Ley de Reforma de la Ley Orgánica del Trabajo. Esta  reforma cambió el sistema de Prestaciones Sociales, pasando éste de un sistema de naturaleza retroactiva y de abono anual (30 días por cada año de servicio) a un sistema acumulativo y de abono mensual (5 días por cada mes);  de  intereses sobre prestaciones sociales calculados sobre la base de la tasa de interés pasiva y de capitalización anual (régimen derogado), a intereses sobre prestaciones sociales de capitalización mensual, calculados sobre la base de tasas de interés promedio entre la tasa activa y la pasiva (régimen vigente). Adicionalmente, el número de días de prestaciones sociales aumenta dos (2) días adicionales  por cada año de servicio; es decir, en el segundo año de aplicación del nuevo régimen se abonará un total de 62 días, en el tercer año 64 días, en el cuarto año 66 días, y así sucesivamente se incrementan dos días por cada año, hasta un total de 90 días de prestaciones sociales por cada año hasta la terminación de  la relación laboral.

Es igualmente importante resaltar que en el régimen derogado el salario base para el  cálculo de las prestaciones sociales es el salario normal y en el nuevo régimen las prestaciones sociales se calculan sobre la base del salario integral.

De acuerdo a la resolución del Consejo Nacional de Universidades, este sistema de prestaciones sociales se aplicará a partir del 1/1/2001; con relación a lo acumulado al 31/12/2000, la situación es la siguiente: 1. A cada trabajador se le debe calcular, conforme al régimen anterior, un corte de cuentas al 31/12/2000. 2. Este corte de cuenta incluye prestaciones sociales calculadas en forma retroactiva, sobre la base del tiempo de servicio desde la fecha de ingreso hasta el 31/12/2000. 3. Adicional a las prestaciones sociales,  se deben calcular los intereses sobre prestaciones sociales  generados desde el primer aniversario del trabajador hasta la fecha del corte de cuentas. 4. Igualmente, a lo adeudado al 31/12/2000 se debe sumar lo correspondiente a la compensación por transferencia (esta compensación por transferencia es adicional a las prestaciones sociales acumuladas al 31/12/2000 y se calculan sobre la base de un monto máximo de salario de trescientos mil bolívares (Bs. 300.000), por cada año de servicio hasta un máximo de 13 años). 5. Toda esta deuda devengará intereses a partir del 1/1/2001, con base en la tasa promedio entre activa y pasiva; es decir, todo trabajador universitario tiene, a partir del 1/1/2001, dos cuentas de prestaciones sociales, la del régimen anterior y la otra correspondiente al nuevo régimen; ambas devengan intereses y deben ser canceladas al finalizar la relación laboral.

A manera de ejemplo, si un profesor tiene, para el 31/12/2000, 90 millones de bolívares acumulados en prestaciones sociales y 120 millones de bolívares en intereses sobre prestaciones sociales,  a este docente se le calcula el bono de transferencia, el cual alcanza a 3.9 millones  de bolívares (Bs. 300.000,00 x 13 ), y este total de deuda de 213.9 millones de bolívares (antigüedad más intereses más compensación por transferencia) comienza, a partir del 1/1/2001, a devengar intereses sobre la tasa promedio entre la activa y la pasiva. Adicionalmente, a esto se le abonan en una Institución Financiera mensualmente cinco días de prestaciones sociales, calculados éstos sobre el salario integral (fideicomiso nuevo régimen). Cada año este docente recibe del banco los intereses del fideicomiso (nuevo régimen) y de la universidad un abono a los intereses que se generan de la deuda, al 31/12/2000. Al finalizar la relación laboral, recibe lo acumulado a la fecha de corte más los intereses generados y no pagados, así como todo lo acumulado en el fideicomiso, según el nuevo régimen de prestaciones sociales.

En definitiva, las prestaciones sociales y los intereses sobre prestaciones sociales correspondientes al personal activo al 31/12/2000 se calcularán, hasta esa fecha, conforme al régimen derogado y continuarán devengando intereses hasta su total cancelación; a partir del 1/1/2001 a este personal se le acumularán prestaciones e intereses sobre prestaciones sociales conforme al nuevo régimen. Al finalizar la relación laboral debe ser cancelada la totalidad de las prestaciones sociales y sus correspondientes intereses.

Al comparar objetivamente los dos regímenes de prestaciones sociales (derogado y vigente), pudiéramos concluir que el primero resultará más beneficioso para el trabajador, en la medida en que se mantengan períodos de alta inflación; sobre todo si esto ocurre en los últimos años de la relación laboral y siempre y cuando esta inflación se refleje en incrementos salariales (indexación salarial).  El nuevo régimen, en cuanto a prestación de antigüedad, resulta más beneficioso para el trabajador; en época de inflación controlada y en relación con intereses sobre prestaciones sociales, el nuevo régimen siempre resulta más favorable al trabajador. Tomadas las dos variables en su conjunto, prestaciones sociales e intereses sobre prestaciones sociales, siempre el nuevo régimen resulta más favorecedor para el trabajador.

El otro aspecto a considerar, en el caso de los universitarios, es el pago de los intereses sobre prestaciones. El cumplimiento o "no" de este beneficio es relevante, al comparar los dos regímenes de prestaciones sociales.  Aquí es importante resaltar que los intereses sobre prestaciones sociales representan,  desde 1975, un derecho adquirido de los trabajadores venezolanos y económicamente representan más dinero que el monto a recibir por prestaciones sociales. Sin embargo, a los universitarios no se nos han cancelado; muchos de estos trabajadores fallecieron y no pudieron disfrutar de más de la mitad de sus prestaciones sociales (los intereses), que le correspondían por sus 25 ó 30 años de servicios.

Hoy está planteado el cambio de régimen de prestaciones sociales para los universitarios, sobre la base del compromiso por parte del Ejecutivo Nacional de:

    1. Continuidad en el pago de los intereses sobre prestaciones sociales. Este año cobrarían los Docentes y Empleados Jubilados de los años 90, 91, 92 y 93, para esto se plantea la asignación de recursos por un monto de 126 millardos de bolívares, en el año 2001; para el próximo año está previsto pagar 94, 95 y 96 (existe la probabilidad de incluir el año 97) y en los años sucesivos se asignarán recursos hasta la total cancelación de esta deuda.

    2. Pago de la compensación por transferencia (Bono asignado en la reforma del 97 y que no afecta en nada al monto acumulado de prestaciones sociales al 31/12/2000). Este bono depende del salario y tiempo de servicio, pero en ningún caso puede exceder el salario de Bs. 300.000 mensual; el tiempo de servicio máximo que se reconoce es de 13 años (Bono máximo 3.9 millones de bolívares) para esto se asignarían 100 millardos de bolívares.

    3. Apertura de Fideicomiso a partir del 1-1-2001, es decir, depósito de 5 días de salario por concepto de prestaciones sociales, en una cuenta individual en un banco; el rendimiento de esta cuenta lo cobrará el trabajador cada año. Para esto se requieren 216 millardos de bolívares.

    4. Continuidad en el pago de las prestaciones sociales al personal jubilado, años 99 y 2000, para lo que se tramitará un crédito adicional de 150 millardos de bolívares.

En conclusión, ningún régimen de prestaciones sociales puede resultar bueno o malo, si éste no se cumple.  El nuevo régimen consagra para nuestros trabajadores prestaciones sociales acumuladas, mes a mes, en un fideicomiso; cobro anual de sus intereses de capitalización mensual, tasa de interés más alta, cobro de prestaciones sociales al finalizar la relación laboral;  y para los trabajadores universitarios en particular  la posibilidad de cobrar lo antes nunca planteado, es decir, los intereses sobre prestaciones sociales. Todo esto dependerá de la voluntad y disposición que existan en defender estos beneficios..

   NOTA:

En relación con el monto jubilatorio que le corresponde a los universitarios, éste en nada se altera o cambia por haber sido transferido a un nuevo sistema de prestaciones sociales. La jubilación y el monto jubilatorio de los universitarios se rigen por la Ley de Universidades, por los estatutos y normas internas de las universidades, y en nada se afectan por reformas en la Ley Orgánica del Trabajo

[Principal] [Fijas] [General] [Avisos]

Para preguntas y sugerencias  contacte nuestro Consejo Editorial
© Copyright 2000 Tiempo Universitario.  Todos los derechos reservados.